domingo, 1 de julio de 2018

Francia: recuerdos de Bagatelle y más aprendizaje...!

El Castillo de Bagatelle, construido en 1775, con la vista desde y hacia el estanque. 
Hace 28 años (...tanto pasó??!), tuve la suerte de poder hacer una pasantía en el Parque de Bagatelle, en Paris. Por ese entonces ya había terminado de estudiar (Tec. en Floricultura y Jardinería UBA) y estaba trabajando, pero busqué esta oportunidad, se dio, y allí fui. El tiempo que estuve ahí compartiendo con los jardineros las tareas de mantenimiento, fueron puro aprendizaje. Este año, ni bien llegué, emprendí la visita a ese maravilloso lugar que tantos recuerdos me trae.

El parque tiene una superficie de 23 hectáreas, diseñado con caminos sinuosos entre árboles centenarios. También tiene un rosedal (en donde se realiza cada año el concurso de rosas nuevas), una orangerie, una huerta, un jardín de lirios, etc. Vale la pena la visita.

L´orangerie, es una construcción que solían tener los castillos para guardar los cítricos durante el invierno, para que no murieran con las heladas o nieve.
En el rosedal de Bagatelle aprendí muchas cosas sobre el cuidado de las rosas: como plantarlas, como atarlas, todas las variedades y tipos de rosas, y cómo se hace el cuidado y la clasificación de las variedades nuevas en concurso, etc.  
Algo que me llamó la atención en aquel momento y ahora lo sigo viendo allí, es la manera de sostener algunas rosas trepadoras. 

Ademas de los tradicionales postes de madera y pérgolas, tienen estas sogas gruesas en donde las van atando. Además de quedar muy bien, es mas fácil para mantenerlas (podar, atar, etc.).

Los conos grandes topiarios son de Taxus baccata, éstos se podan una vez por año para mantener su forma. 

La variedades nuevas presentadas para el concurso, son plantadas dos años antes y evaluadas por el jefe jardinero del rosedal, que lleva anotado en un cuaderno el comportamiento de cada una y la respuesta a las diferentes prácticas que se les realizan. 


En Bagatelle aprendí que los Clematis son buenos compañeros de las rosas trepadoras, ya que usan sus ramas rígidas para enredarse y nunca llegan a asfixiarlas porque sus tallos son bastante finos. Además, qué bien quedan. 

Sobre estos treillages, se van atando los tallos de las rosas y clematis a medida que crecen.  En el invierno se desprenden casi totalmente para podarlas, luego se vuelven a atar. 

El pie de los Clematis necesita estar en la sombra (fresco) y las rosas no son muy lindas en su base, así que estas herbáceas perennes cumplen perfecto la función de tapar los primeros 60-80 cm.  

Dejando Paris, empezamos la recorrida de los jardines por Saint Jean de Beauregard. Allí nos encontramos con un jardín-huerta de 2 hectáreas, mantenido por un solo jardinero. Un espacio increíble, bien diseñado y mantenido por supuesto. 

Los allium estaban a sus anchas, disfrutando el final de la primavera. 

La entrada por una glorieta de rosas....
Seguimos camino hacia el Jardin Medieval de Bois Richeux. Una pequeña joya diseñada y cuidada por su dueño, recreando el jardín medieval de plantas medicinales y aromáticas. 

Los buxus podados forman cuadrados, los mismos se repiten también con otros bordes. Cada uno conteniendo diferentes especies aromáticas. El dueño muy apasionado, nos guió a través del pequeño jardín explicando cada una de sus plantas, historia, función y uso.


La Valeriana officinalis, una especie medicinal, y también muy bella. 

El jardín casi en su totalidad, pequeño, pero muy interesante. 

Los maceteros de mimbre contienen especies aromáticas y otras plantas de huerta. Las estructuras son renovadas cada cuatro años aproximadamente.  

Cada planta, forma y estructura tiene su razón de ser. Los buxus que forman los cuadrados representan la conexión con la tierra (lo terrenal) y los Taxus podados en forma espiralada, la conexión con el cielo. 

domingo, 22 de abril de 2018

Huerta: siembras de otoño paso a paso.


Las semillas deben ser frescas y de buen origen. Hacer un orden previo, ayuda a organizar las siembras. 
Este otoño en Buenos Aires vino muy raro, de eso no tenemos dudas, por momentos parece que estuviéramos en marzo, por las altas temperaturas y la humedad. Pero no, ya es casi final de abril y pronto llegará el frío, por eso es muy importante arrancar con las siembras. En la huerta todavía están los cultivos de verano muy orondos y productivos, algunos como los tomates con algunas enfermedades como consecuencia de la humedad y el calor, pero con un poco de limpieza y algún fungicida orgánico, podemos mantenerlos a flote un tiempo más.
Es así entonces, que deberemos hacer las siembras mayormente en almácigos para luego trasplantar a medida que la huerta se vaya despejando. Vamos a repasar (porque ya lo hemos visto algunas veces) el paso a paso para realizar una siembra en almácigo.  El proceso desde la siembra hasta que cosechamos es largo, con lo cual es importante cuidar cada uno de los pasos para llegar con éxito a la cosecha.
El otoño es ideal para sembrar todas las coles, resisten muy bien el frío y no sufren el ataque de plagas. 

PASO 1: como punto de inicio es fundamental contar con semillas frescas y de buen origen. Ya sea que se trate de semillas de cosecha propia, regaladas o compradas, deben tener la fecha de envasado o de vencimiento a la vista. Una semilla vieja difícilmente germine, y ahí nomás se podrían perder unos 20 a 30 días....

PASO 2: conseguir bandejas con plugs idealmente. Yo uso la número 72 (trae 72 plugs), porque me gusta el tamaño y la cantidad de plantines. Para la siembra en almácigo uso el sustrato MULTIPRO de GROWMIX, está esterilizado, es liviano, poroso y retiene muy bien la humedad. 
Después de acomodarlo bien por toda la superficie, doy unos golpes a la bandeja (levantándola de los costados) para que se asiente bien. 
PASO 3: al ser un sustrato en base a turba, si está muy seco hay que hidratarlo muy bien antes de sembrar, ya que si se hace después de sembrar, las semillas podrían irse flotando con el agua. Regar varias veces y chequear que el agua haya penetrado. 
PASO 4: colocar las semillas. Por lo general pongo dos a tres semillas por plug, pero en el caso de los híbridos que traen pocas semillas en el sobre, pongo solamente una o dos como mucho. Me gusta hacer con el dedo una leve depresión modo de "cunita" para ponerlas. 

PASO 5: colocar una etiqueta o cartelito con la fecha y lo que se sembró. Mañana seguramente nos habremos olvidado qué semilla fue la que pusimos ahí...por eso no debe faltar el cartel. Me gusta poner también el origen o proveedor de las semillas para poder evaluar después si la repito o no. 

PASO 6:  colocar una capa fina de sustrato para cubrir la semilla levemente. El espesor con el cual se debe cubrir está relacionado al tamaño de la semilla, de este modo las semillas más grandes se cubrirán más o enterrarán más y las más pequeñas apenas se cubrirán con el sustrato. 
PASO 7: llevar el almácigo a un lugar semi sombrío y mantenerlo húmedo (no empapado) hasta que empiecen a germinar las semillas. Una vez que germinen llevarlo a un lugar más luminoso (idealmente sol de mañana). 

ALGUNAS SITUACIONES QUE PODRÍAN OCURRIR: 
1. Plantas estiradas por falta de luz. 
Cuando la germinación ocurre, a veces tardamos en mover las plantas a un lugar soleado o más luminoso, puede ser por miedo a que no reaccionen bien, o porque nos olvidamos. Las consecuencias de un almácigo a la sombra o con falta de luz no son buenas. Las plantas se estiran en busca de sol y los tallos se debilitan.
Luego de una semana sin luz, los tallos se estiran y cuando los regamos se tumban. Conviene llevarlos inmediatamente en las horas de la mañana, al sol.
Estos repollos estuvieron unos días sin sol directo y como consecuencia los finos tallos se estiraron en busca de la luz.
2. Siembra demasiado densa. Cuando contamos con mucha semilla es tentador poner varias por plug. También podría ser que la semilla es muy pequeña y sin querer caen demasiadas....
El plug en donde germinaron seis semillas aproximadamente, debe ser raleado. 
Con cuidado y luego de regar bien, se van arrancando los plantines más débiles o finitos, dejando solamente uno por plug. 
Así debe quedar cada plug, con un solo plantín. 

Antes de ralear....
Tarea cumplida, ahora están listos para crecer fuertes. Pronto vendrá el momento de llevarlos a la huerta. 

martes, 13 de febrero de 2018

Verano infernal!

Los Cosmos, imbatibles, no parece sufrir ni del calor ni de la sequía. Esta variedad 'Rubenza', tiene un color muy original. 
Arriba el ánimo, ya falta menos...! Así estamos quienes vivimos en Buenos Aires (alrededores y provincia), sufriendo una sequía y calor impresionantes. Así y todo, es interesante ver cómo responden las plantas, cómo se las arreglan...la supervivencia del más apto? Siempre sostuve que lo mejor es ir al ritmo de la naturaleza, obviamente que eso no significa entregarse al verdugo, pero tampoco ir totalmente en contra. Simplemente ayudarlas a pasar el verano, pero sin excederse en el agua por ejemplo o forzándolas a situaciones especiales. 
Las dalias víctimas de la tijera de José, podadas a la altura del tutor, veremos cómo resulta la poda en un mes y unos días. 
Como todos los años, la poda de herbáceas perennes y de las dalias, es un hecho que aunque sufra cada vez que lo hago, con el pasar del verano, me siento feliz de haberla hecho. Febrero es definitivamente un mes MUY POCO interesante en el jardín. Poco queda en flor, arrasamos con todo!! 

Otras que pasaron por la peluquería, fueron las Salvias leucanthas, como no van a florecer hasta mediados de marzo, aprovechamos y les dimos una linda poda para que se armen más compactas. 

Para aprender hay que probar, por lo tanto este año podamos los jazmines de leche de diferentes maneras: uno más flaco (quedó más pelado), otro flaco pero con copete de hojas arriba para ver si ayuda al movimiento de la savia, y un par quedaron con más follaje. Dentro de un mes o dos, podremos evaluar la respuesta de las plantas y cuál poda conviene practicar. 

Este año podamos las escabiosas levemente, sacándoles las cabezuelas secas. Ens seguida volvieron a florecer.



















Y si hablamos de prácticas, creo firmemente que lo que más enseña es la prueba y el error. También el estar atentos al clima, y a la reacción de las plantas, tratando de imaginar su respuesta o reacción. 


A las anuales, como ser los cleomes, los cosmos y las zinnias, solo les voy sacando las cabezas ya florecidas. De esa manera continúan floreciendo todo el verano. 
La novedad este año fue el orégano púrpura. Traje las semillas de Inglaterra, después una paciente espera, este año florecieron por primera vez...qué emoción!! Ahora a estudiar su comportamiento a a empezar a hacer plantines. 

El Phlox perenne es una herbácea perenne no tan difundida acá, pero muy noble y florífera. Tal vez sea tiempo de que lo empecemos a incorporar en los canteros, no? 

Y obviamente manteniéndose en el primer puesto sigue la Salvia nemorosa, por su belleza, su facilidad de cultivo y su manera generosa de reflorecer enseguida de la poda. 

Las rosas padecieron mucho la sequía y el calor. Sucumbieron frente al ataque de trips que, en las rosas más claras, hacen estragos. Un poco de tristeza, pero nada que no se pueda solucionar con una buena poda! La pregunta de siempre es:  ¿a dónde podar? 

La rosa Tchaikovsky, castigada como nunca por los TRIPS. :(  

A medida que van pasándose las flores, la pregunta es a qué altura podar. 

La altura de corte de flores marchitas puede estar determinada por varios factores. Uno de ellos es la decisión personal obviamente, pero también podríamos considerar otros puntos: estado de la planta, clima, momento de la estación y clima a venir. Lo que no se puede desconocer es que ese corte va a traer como consecuencia una brotación y floración en un tiempo determinado. 

Veamos a continuación dos opciones posibles de corte:  

OPCIÓN I: corte alto. La consecuencia será seguramente una floración un poco más rápida sobre tallos no tan largos. También como resultado, la planta llegará al otoño con un mayor tamaño.  

OPCIÓN II: corte más abajo (casi a la mitad de la altura). Este corte hará que la planta tarde un poco más en dar su próxima floración, pero las flores serán más grandes y estarán sobre tallos más largos. También su porte en el otoño será más compacto. Siendo que es verano, que la planta ha estado sufriendo y que en el otoño en Buenos Aires, las plantas dan excelentes floraciones, este es el corte que yo prefiero practicar en las rosas, ponderando la floración y porte de la planta futuros.  

En esta foto puede verse cómo reaccionó la planta ante el NO corte de sus flores marchitas. Floreció debajo de ellas y lo hizo sobre tallos más cortos, con flores más pequeñas.  

A pesar del tiempo infernal, se pueden disfrutar algunas rosas. Como esta rosa inglesa Scepter´d Isle. 

Siguiendo el recorrido por el jardín, voy anotando cuestiones para resolver en el otoño o fin de verano. Una de ellas es el trasplante de los Agapanthus a una ubicación de media sombra para evitar que sus hojas se quemen de esta manera con el sol.  Los Agapanthos son plantas muy nobles y sanas, de bajo mantenimiento, pero en la ubicación actual muy abierta, se queman en el invierno con el frío y también durante el verano con el sol, es por eso que tendré que pensar una nuevo lugar en donde ni el sol (que lo necesitan para florecer) ni la helada le den tan de lleno.   

Algunas malas para resolver inmediatamente son los cebollines (Cyperus rotundus), esta maleza perenne es muy difícil de erradicar. tanto que aveces es necesario aplicar un herbicida específico(especialmente si se encuentra entreverado en el césped). En nuestro jardín por suerte solo aparece en los canteros, pero sacarlo igualmente da mucho trabajo.   

Lo mejor es usar una pala de punta o palita, para poder ir hasta el fondo y levantar bien sus raíces. 

Así se ven cuando son sacados con todas sus raíces, están permanentemente echando guías laterales para invadir. 

Para superar los malos tragos vamos a la huerta y los frutales. Este año las peras dieron una cosecha muy interesante, si bien no es el clima ideal, se las arreglan para darnos una linda cantidad de peras. Salió la compota y el crumble, con un éxito total!! 
Generosa  naturaleza.

Los que sí aman el calor son las berenjenas y los pimientos, también los tomates. Es increíble ver cómo de un día para el otro aparecen los frutos, ya grandes! 
Pimientos, desde ahora siempre dulces (los picantes no son aceptados en casa...!), de diferentes formas y tamaños.  
Y los tomates que son consumidos a toda hora en todo tipo de platos....
Aprovechando la nueva huerta (de tamaño desmedido) sembramos unos choclos que ya están para cosechar. 
El zapallo anco o coreanos, también expandiendo sus guías por el suelo, que gracias a las piedritas, no hay problema que avancen por donde quieran. 

Me encantan los melones, ocupan mucho lugar, pero también gracias a la huerta, nueva sembré unos cuantos. Ahora, a comerlos! 
Las frutillas que vinieron del Bolsón del Vivero Humus, se sintieron más que a gusto. Tuvimos que reforzar la protección ya que los zorzales muy atrevidos entraban por todos lados. Este serán también un tema para pensar para este año....
Me despido con la imagen de los lindos Pennisetum macrourum en primer plano. Como todas las gramíneas está en plena floración, pero algo para tener en cuenta con esta especie (Pennisetum) es que son MUY INVASORES. 
¡Hasta pronto!