viernes, 22 de mayo de 2015

lentamente va llegando el otoño



A pesar de la temperatura que pareciera no aflojar, los árboles (gracias a la baja de temperatura nocturna) han comenzado a teñir sus hojas. Es increíble ver rincones del jardín que de repente se iluminan gracias a los follajes otoñales. Lo que antes parecía una masa verde homogénea, ahora empieza brillar de otra manera. Ese es el otoño, con su luz y sus colores que la hacen una estación tan maravillosa. 

Este año hubieron dos reinas indiscutidas; por un lado las Nicotiana sylvestris (no me canso de fotografiarlas!!) naciendo irreverentes en las grietas de los ladrillos. Las más viejas pronto finalizarán su ciclo, pero no importa, la nueva generación viene en camino. 

Además del follaje maravilloso, sus flores blancas parecen farolitos a la noche y a medida que oscurece van liberando un perfume suave y delicioso, transformando ese patio en un lugar mágico. 

La Salvia 'Anthony Parker', ahora con el liquidambar a su lado, con sus hojas doradas...están peleando el protagonismo? 
La otra gran aclamada fue la Salvia 'Van Houttei', pareciera que las zinnias se pusieron de acuerdo para florecer fucsias y hacerles perfecta compañía. 
A cualquier hora del día, el color de sus flores tiene algo para decir. 

Con los liquidambar de fondo encendidos (el primero, una incorporación del año pasado donde antes estaba el cantero; el segundo, del vecino), el panorama se pone más que interesante. 
Por ahora disfrutamos de los últimos días del cantero, ya que pronto vendrá el tiempo de poda y puesta a punto, y entonces el jardín volverá a desnudarse. 

lunes, 18 de mayo de 2015

La cosecha del día

Kale púrpura, lechuga salad bowl, tomtes y berenjenas: combo de otoño antes de las heladas.




























Aunque el verano terminó, para los habitantes de Buenos Aires y sus alrededores, la huerta tiene todavía mucho para dar. Hasta que no lleguen las heladas o que las plantas decaigan por alguna enfermedad o plaga, las cosechas continuarán. Colores y sabores absolutamente increíbles!

jueves, 7 de mayo de 2015

domingo, 3 de mayo de 2015

final de temporada (parte I)


Las dahlias fucsias y detrás las fieles zinnias. 
Avanza el otoño, lento pero seguro. Después de una buena lluvia la temperatura vuelve a bajar y parece que esta vez sí se acerca el final de temporada. De cualquier manera las flores no piensan abandonarnos por ahora, no al menos, hasta que caiga la primera helada. 
Las salvias son como siempre grandes protagonistas de esta estación, pareciera que los días más cortos y las temperaturas en descenso, les encantan. Sobre todo para aquellas de día corto, como ser la Salvia 'Anthony Parker' que empieza a abrir sus flores recién a comienzos de abril. Es una planta enorme, muy parecida a la S. leucantha , pero de color azul. 
Salvia 'Anthony Parker'

En el cantero hay bastante caos, pero lo dejamos ser...! Me gusta ver las plantas desparramarse y avanzar sin prejuicios, pronto vendrá la poda y el orden, por ahora gozan de total libertad.

La Salvia 'Van Houttei', otra gran incorporación al cantero, en otoño se roba todas las miradas.. 

Una de las cosas que más me gusta del otoño es la luz, que se torna muy cálida y además como el sol va más bajito el contraluz en las flores, las hojas, las espigas, es increíble.  

Y así como en el cantero, en la terraza de ladrillo también las plantas crecen con libertad. En este caso las Nicotiana silvestris, que se va resembrando en las grietas del los ladrillos y crecen con alegría, gracias a la tierra negra que tiene debajo. Otro espectáculo para disfrutar en las diferentes horas del día.

sábado, 18 de abril de 2015

guayaba (Psidium guajava)




























La guayaba es una de esas frutas exóticas que conocí gracias a mi vieja (y a mi viejo también, ya verán por qué). El jardín en donde crecí, después de la flores llegaron la huerta y los frutales, uno de ellos, el guayabo. Este pequeño arbolito que crece en zonas tropicales y subtropicales puede adaptarse al clima de Buenos Aires, siempre que lo protejamos de las heladas fuertes (sobre todo los primeros años).


Tiene hoja perenne, -muy linda por cierto- y un tronco también llamativo de corteza marrón clara y lustrosa. Cuando va terminando el verano empiezan a aparecer los frutos que maduran en forma despareja durante varios días.



























Hay que ir cosechándolos a medida que maduran y guardarlos en la heladera (se maduran muy rápido) . Pueden comerse frescos, pero yo prefiero hacerlos como le gustaban a mi padre: en almíbar.

Como nuestro árbol tiene dos años y todavía da pocos frutos, me contento con los que tengo, y después de pelarlos y sacarles las semillas, van a la cacerola haciendo capas (si hubiera muchos) con azúcar y un poquito de agua (no hace falta mucho porque la fruta libera bastante). Los dejo macerar un rato con el  azúcar y después se cocinan a fuego mediano o bajo. Como la fruta es blanda no necesita tanta cocción como un dulce. Esto es un pequeño adelanto del próximo libro: FRUTALES Y COCINA. 
Así quedan listos para hincarles el diente, qué sabrosos que son! Con un poco de crema fresca o así nomás para comérselos a cucharadas. Gracias viejos! 

viernes, 3 de abril de 2015

apuntes de principio de otoño



Aprovechando la luna es su fase más iluminada (mañana es luna llena), ayer sembré alcauciles y arvejas, ambos espero, se verán beneficiados con esta luna que favorece la floración de las plantas (y en estos dos casos lo que buscamos son buenas floraciones). También el calor inusual para esta época del año, ayudará a que germinen más rápido y entren en el invierno crecidas, con un tamaño que les permita defenderse del frío. Como casi todos los años siembro alcauciles y, aunque según dicen los expertos es mejor comprar los plantines obtenidos por división de mata, a mí me encanta hacerlos de semilla.
Algunas arvejas (de semillas que me regaló mi hermana Angela) , las sembré de asiento, directamente en el cantero que preparó José con un excelente compost. 
Semillas de arvejas en bandejas de plugs antes de ser enterradas y cubiertas por el sustrato. 
Otras semillas, que compartió Fernando generosamente conmigo fueron a los plugs, con sustrato especial para siembra, así las puedo seguir de cerca. Igual al momento del trasplante dejaré intacto su pan de tierra para que no sufran. En ambos casos las semillas deben cubrirse con 2- 3 cm de sustrato aproximadamente, porque son semillas grandes.  


Las que sembré hace una semana ya han germinado. Una nota curiosa, mi hermana Angela me contó que ella las sembró el mismo día y ya están más grandes (3 cm)....me quedé pensando y la conclusión que saqué fue que probablemente sea porque acá de noche baja mucho más la temperatura que cerca del río donde ella vive. 

En el cantero hojas para ensalada sembré hace unos días la rúcula Astro de asiento (también regalo de Fernando), ya estoy empezando a ralearla y comerla en sandwiches. Hoy: salmón, rúcula y palta. Marche uno ya!!!   
Las lechugas sembradas a fin de febrero avanzan a buen ritmo ya en su lugar definitivo. Por ahora tres variedades: 'Salad Bowl', 'Mazzuroso' y 'Blonde de Paris'. 

Orugas en dahlias. 
Pero no todo es color de rosa, también tenemos plagas, y muchas. El verano seco y caluroso trajo muchas orugas. Atacan en el cantero de flores y en la huerta. En el cantero las controlamos con Cipermetrina, en la huerta, simplemente las eliminamos a mano (hicieron estragos en los tomates!! ). 





























Igualmente.....que el ánimo no decaiga! Todavía cosechamos tomates y junto con algunas hojas de lechuga y mostaza vamos por una ensalada fresca y muy sabrosa!! Felices Pascuas para todos!!  

miércoles, 1 de abril de 2015