viernes, 8 de julio de 2016

Inglaterra nuevamente para inspirarse, y mucho más!


Nuevamente visitamos Inglaterra en el mes de Junio (lo que sería para ellos el final de la primavera casi comienzos de verano), pero con un clima fresco y algo lluvioso, y las flores un poco más tímidas para mostrarse. De cualquier manera, las enseñanzas de estos grandes jardineros son muchas, en algunos casos las imágenes hablan por sí solas, en otros compartiré algunas reflexiones y aprendizajes que me surgieron a medida que íbamos visitando y recorriendo los diferentes jardines.  


La entrada al sector productivo de Sarah Raven, tranqueras, cercos, estructuras de hierro, todo forma parte de la estructura estable que contiene las flores y hortalizas.


Los caminos de grava o piedrita reducen el mantenimiento y el control de malezas. 

Un sector "enjaulado" contiene las plantas de frutillas, frambuesas y pequeños cerezos, todo para evitar el dolor de cabeza que pueden ser los pájaros comiendo las frutas en su punto justo.



Un pequeño jardín de aromáticas entre la casa y otras construcciones, con unos olivos y otras herbáceas. Los caminos de ladrillos apoyados sobre la tierra o una cama de arena,  además de ser más fáciles de colocar (sin la necesidad de un albañil), son más blandos visualmente y permiten un mejor escurrimiento del agua.  

Esta terraza/jardín de aromáticas también tiene una mesa para almorzar afuera con la vista al campo,  los días de sol. 
Al no haber tantas flores en algunos sectores,  se puede apreciar muy bien la combinación de follajes. 

Dentro de una especie de galpón (muy chic por cierto) nos esperaba el almuerzo. Todo rico, lindo y delicioso... especial!

Sissinghurst Castle, lo que fue el hogar de Vita Sackville West y Harold Nicholson. Ambos jardineros  apasionados y escritores. El jardín blanco es un emblema en los jardines ingleses.

Desde la torre la vista de las nuevas praderas; es interesante observar cómo han podado bajo el cerco para permitir que la vista desde la planta baja se prolongue hacia el campo. Esta pradera es natural (o sea es césped sin cortar), el interés se genera a partir del contraste entre los caminos cortados y los sectores altos. 
Dentro de uno de los "cuartos", está el jardín de rosas, plantadas con herbáceas perennes y anuales.

Muchas de las variedades de rosas son antiguas elegidas por Vita, o siendo re plantadas, el perfume que se siente al entrar en este jardín es increíble.  

Otro de los sectores emblemáticos de Sissinghurst es el camino de los avellanos. En el eje  central (al fondo) una estatua, y debajo helechos, cubresuelos y bulbos que generan interés todo el año. 

Cosas que se aprenden al observar, este año los avellanos habían sido fuertemente podados, eliminando ramas gruesas viejas y dejando las más jóvenes. Esta poda no sólo sirve para rejuvenecerlos sino que además permite pasar más luz debajo para que los helechos, cubresuelos y bulbos crezcan mejor. 
Y si de poda y manejo de plantas hablamos, qué tal esta higuera creciendo sobre una pared? Linda idea, no? 

Las macetas en la entrada principal de la casa se cambian cada 20 a 30 días, armando composiciones en donde no sólo las flores importan, también color de follaje y texturas. 
Otra parada imperdible: Great Dixter. El que fuera hogar de Christopher Lloyd, hoy a cargo de Fergus Garret, un JARDINERO así en mayúscula. Generoso como siempre al compartir sus conocimientos,  su pasión por la jardinería y el amor por ese lugar. 

Fergus explicando muy didácticamente diferentes aspectos del jardín y su mantenimiento.

Al mirar un cantero lo más común es detenernos en los detalles como en esta linda combinación de alelíes, amapolas y unos cardos de fondo, todo bien si nos damos cuenta de la importancia del fondo oscuro sobre el cual se apoya esta composición (Taxus baccata).


Ahora, qué importante es abrir el plano y observar el conjunto entero, teniendo el cuenta, las proporciones: largo y ancho del cantero y del camino, y tamaño del jardín. Elementos que lo componen: arbustos, herbáceas perennes, anuales y bulbosas, todas combinadas de tal manera de lograr una composición equilibrada y atractiva.

Compost, compost, compost!

La zona de trabajo del jardín y vivero, es todo lindo o me parece a mí nomás? 

Otra parada: BUSCOT PARK. El camino de entrada con estos arcos que sostienen las glicinas, los buxus debajo y en el eje una fuente con una estatua. Pocos elementos, bien balanceados.

Siguiendo por ese camino se llega a un jardín cuadrado entre paredes, con canteros sobre las mismas plantados para generar interés en las diferentes estaciones del año, de manera que hay uno de primavera, otro de verano , otro de otoño (plantado con herbáceas y arbustos de interés otoñal)  y otro de invierno (plantado con arbustos y bulbos de floración temprana). 
Peonias  en primer plano y más otra´s las varas de los Eremurus blancos, asomando entero otras herbáceas.

Este parque fue diseñado por Harold Peto, y la fuente en este parque, que desemboca en un lago, es una de sus obras más reconocidas. 

Los ejes bien marcados, en general con árboles o arbustos podados, es otro de los temas que se ven permanentemente en los jardines ingleses.
La casa principal (como muchas) está rodeada solamente de verde, césped, árboles y arbustos. Esta casa tiene plantada cual zócalo unas magnolia grandifloras (sí, el árbol) que manejado desde joven puede entrenarse para hacerlo cubrir una pared. 

Mención aparte este jardín privado diseñado por Dan Pearson. Una vieja casa de campo con paredes centenarias delimitando espacios que comprenden: huerta, canteros de herbáceas, rosas, etc. Tal vez lo más llamativo de este jardín es el permanente contraste entre lo podado, ordenado, marcado, y lo suelto. 

Un camino flanqueado por lavandas, simple pero impactante a la vez. 

pasando la pared con la abertura circular se encuentra la huerta. Los canteros están rodeados por estos buxus podados en forma cilíndrica. 

El resultado es una gran armonía de los arbustos podados con la forma circular que se marca en la entrada. 

También en el centro de la huerta hay unas verduras esculturales, hechas con Taxus baccata, de esta manera cuando el jardín está desprovisto en el invierno, al menos tienen las verduras esculpidas a gran escala.

Otro sector del jardín y la clara muestra del contraste entre las formas rígidas y sectores mucho más naturales.....
.........como este sector abierto hacia el campo, un Prunus bordó y debajo un banco recién hecho, alrededor el pasto sin cortar. 
Y en la entrada este grupo de Carpinus betulus (carpe) agrupados y podados. Debajo unos buxus repitiendo el macizo compacto, prolijo y controlado. Hasta pronto!

lunes, 13 de junio de 2016

Frío otoño...




























Y el frío llegó definitivamente. Las heladas que asomaron tímidamente en Abril e hicieron que los árboles tomaran colores increíbles, ahora cayeron con toda la fuerza y ya no perdonaron las pocas flores que quedaban. Pero esto, puede ser como siempre un buen augurio para la primavera. Se sabe que un descanso bien marcado invernal suele traer explosiones primaverales más intensas. Además no olvidemos que cuanto más frío haga, las larvas de insectos y esporas de hongos que podrían haber quedado en el suelo, tendrán más chances de morir.

Final para las zinnias, ahora es un buen momento para cosechar las cabezas que maduraron bien y que formaron semillas, que podrán ser sembradas en la primavera, cuando pase el invierno. Igualmente es seguro que si florecieron bien, alguna que otra semilla habrá caído y germinará espontáneamente cuando vuelva el calor. 
Si bien me gusta hacer la limpieza antes de las heladas, este año, entre la lluvia de abril y algunos contratiempos de mayo, el tiempo de limpieza y división se atrasó. Esperemos que los días de sol ayuden a germinar y enraizar a las plantas que han sido reubicadas en el cantero.





























Los Acer palmatum junto con los Gingko biloba son parte de los que se ponen coloridos hacia el final del otoño. Qué bueno es poder tener siempre estos regalos tardíos.



























La Ceratostigma plumbaginoides es otro de los tímidos protagonistas -aunque en mucho menor escala- del otoño. Este arbusto o subarbusto bajo, puede aportarle al cantero un interés extra en el otoño aparte de sus flores azul eléctrico en el verano.

También de la ultima hora son los Pyrus calleryana 'Chanticleer', esta variedad nueva de peral decorativo (no da frutos comestibles), está incorporándose poco a poco en los jardines. Cuáles son sus virtudes? Flor rojo otoñal increíble, floración blanca hacia finales de invierno, y un porte semi  columnar y no muy grande, que lo hace ideal para incluir en jardines de todos los tamaños.  Vale la pena verlos en el vivero recién llegados del cultivo, parecen llamaradas de fuego! 

El Cotinus coggygria, es otro de los arbustos que si bien es elegido por sus floración, y en el caso del púrpura por su brotación primaveral, cuando empieza el frío sus hojas van tomado un colorido muy interesante. 

Cotinus coggygria
A veces los aportes sutiles suman en los diferentes rincones del jardín o canteros.

Hay trabajo en el vivero, las siembras tanto de flores como de hortalizas siguen sucediendo. Con las heladas será difícil lograr buenas germinaciones en el cantero, pero bajo algún túnel de plástico, que brinde calor durante el día se logran muy buenos resultados.

Las siembras de lechugas se van escalonando cada dos a tres semanas, de manera de tener cosechas permanentes durante el invierno y la primavera. 







Nigellas, Orlayas, Scabiosas y otras flores nuevas ya se van preparando para ocupar sus lugares en los canteros de primavera. Es así, si bien la actividad decae un poco en el invierno (y eso es bueno para descansar), debemos seguir trabajando para los meses a venir. 

martes, 3 de mayo de 2016

otoño húmedo en Buenos Aires...


Desde adentro con lápiz y papel, contemplando el jardín y pensando en nuevos proyectos. 
Para mí el otoño fue siempre una de mis estaciones preferidas, por la temperatura que se pone muy agradable, por esa luz cálida que entra por las ventanas y sobre todo porque es el tiempo de llevar adelante los planificado en el verano. 
Pero, quienes trabajamos con la naturaleza sabemos que el clima (y últimamente más que nunca) puede no acompañar y arruinar nuestros planes. Así fue que entonces Abril pasó pasado por agua y las siembras se retrasaron. También, lo que prometía ser un otoño florido terminó con finales anticipados en las anuales y bastante presencia de hongos en muchas plantas.   
Pero estas circunstancias nunca me desaniman, más bien me hacen repensar el jardín, con nuevos proyectos y alternativas para que se vea cada vez mejor. 

Igualmente algunas plantas zafaron y gracias al sol que está volviendo a brillar se van animando a florecer. Así es por ejemplo con esta Salvia 'Anthony Parker', que solamente florece en el otoño. Una sola planta ocupa un lugar importante y se sirve (en este caso) de los buxus vecinos para apoyarse.
Pariente de la Salvia Leucantha , la S. 'Anthony Parker' no es tan llamativa como su prima violeta, pero sus flores azules son igualmente muy lindas. 

En el cantero nos tomamos un último respiro antes de empezar con las tareas de poda, limpieza y división. Ya no hay nada que hacer, salvo arrancar las plantas muy enfermas (para que no se propaguen los hongos) y eventualmente pulverizar con algún fungicida. 

Delante del cantero se hizo un poco de barro, como la pendiente del jardín cae hacia ahí, probablemente hagamos alguna zanja de piedras cubierta con césped para evitar el barro y frenar un poco el agua antes de que que llegue al mismo.

A la Persicaria amplexicaule le gusta la humedad, y a las Dalias para nada, pero entre ellas se arreglan......
Los Cleomes siguen floreciendo (y así lo harán hasta que caigan las heladas), aquí apoyados sobre el Panicum virgatum. 
Las dalias son bulbosas de la estación cálida, y en otoño florecen muy bien además los colores se ponen más intensos. 

El rocío de la mañana, tan típico del comienzo del otoño....la Verbena bonariensis, otra noble herbácea perenne autóctona que, una vez que se instala, no se va más de los canteros. 

Las Salvia 'Indigo Spires', (antiguamente llamada Chola) tienen una sola contra que es que son un poco quebradizas, pero podando en verano a mitad de altura y colocándoles un tutor, pueden mantenerse prolijas, y sus flores se disfrutan primavera, verano y otoño.  
Algunas Zinnias sucumbieron ante la lluvia, esta planta que está al lado de la huerta fue atacada por oídio y algún otro hongo, y como en este cantero no se pulverizan químicos, su destino fue la pila de basura para quemar, antes por supuesto cosechamos sus semillas para la primavera que viene.
El mal tiempo trajo una poda anticipada en algunos canteros. Tal vez eso sea bueno para que las semillas de otoño-invierno, germinen antes.
Al recibir luz más directa, las semillas que cayeron durante la primavera y el verano a la tierra tendrán oportunidad para germinar. También las herbáceas perennes podadas podrán rebrotar antes de la llegada del os fríos fuertes. 
El la huerta de afuera quedaron las batatas (boniato zanahoria) que deberé levantar antes de la primera helada fuerte.

En la huerta en cajones las hojas van asomando con más fuerza: mostazas, acelga, rúcula y lechuga. 

Esta variedad de mostaza bordó es de mis preferidas, por el color y la forma de sus hojas, pero especialmente por su sabor picante. 
De despedida esta Camelia sassanqua , simple su flor y simple su cultivo. Es la primera de las camelias en florecer y no presenta demasiadas exigencias.