viernes, 3 de enero de 2020

En el jardín: balance de un año productivo.


Terminó un año intenso, complicado en algunos aspectos, pero de mucho trabajo para mí. 
El jardín, como siempre, ocupa un lugar muy importante de mi tiempo y en mi cabeza también. Es mi laboratorio, acá pruebo plantas, combinaciones, diseños, y también, disfruto, cosecho, enseño, comparto, y me divierto investigando nuevas plantas, de semillas traídas de por ahí, algunas regaladas, algunas compradas, algunas compartidas. 
De eso se trata para mí la jardinería. 


Algunos lugares del jardín se consolidan, como los canteros delante de la casa con el borde plantado por buxus que hice hace algunos años de gajo y ya forman una pared. 


Los jazmines de leche que florecen con intensidad en el mes de noviembre, han pasado a ser una parte fundamental del jardín. Sus columnas verdes sostienen el invierno orgullosamente y en la primavera se lucen con sus flores. 

La casita en donde doy mis clases, luminosa por dentro, y casi mimetizada con el jardín por fuera. Este año con las espuelas caballero que germinaron solas bajo las acacias, para confusión de mis alumnos a quienes no paro de decir que son de pleno sol.....en fin.


Los agapantos, rústicos y nobles, alivianados por las Salvia 'African Sky', y algunas espuelas de caballero y gauras.


Una Molucella laevis (campanilla de irlanda) que se sembró sola en algún huequito que encontró y que fue tan útil para armar unos lindos arreglos para el curso y bastantes más también. 




Pero, como todo en la vida y sobre todo la naturaleza, hacia final de primavera, va llegando el tiempo de poda y acondicionamiento de los canteros para que pasen el verano y se preparen para el otoño. 
Se van las espuelas cuando ya terminaron de florecer, al igual que otras anuales de primavera, y vamos podando otras herbáceas perennes que también florecieron y lo volverán a hacer de forma más prolija en los meses siguientes.

Las salvias x sylvestris son muy generosas y floríferas, pero necesitan de la poda inmediata a la floración para seguir floreciendo. 


Acá van las varas secas a guardarse en un lugar seco y fresco, para terminar de secarse y luego separar las semillas. Siempre identificando la caja o sobre en donde se guarden. 


En el jardin experimental de flores, algunas situaciones fuera de control, otras muy bienvenidas. Las salvias floreciendo a pleno con algunas escabiosas atrevidas que germinan por cualquier lado. 


Este año que pasó pude conocer gente maravillosa y divertida, alumnos, compañeros de viaje, todos reunidos por una misma pasión: la jardinería.  
A Pedro Schmekal lo conocí en un viaje a Bariloche por trabajo. Qué persona genial divertida y con un gran conocimiento en el cultivo de bulbos. Nos divertimos y aprendimos mucho en una corta visita a su cultivo en la Península de San Pedro. 


Variedades de narcisos, tulipanes, jacintos, y un montón moñas creciendo en lo de Pedro, 

Cleomes y Visnagas creciendo en la pradera  de Flor, en Pilar, Provincia de Buenos Aires. 
Sigo y seguiré aprendiendo de praderas, de gente que experimenta, como mi amiga Flor Valls, con semillas de autóctonas y otras  exóticas, buscando la mejor combinación, pero no solo estética, sino de buena convivencia con el menor mantenimiento posible. 


También veo cada día que a veces lo simple puede resultar interesante, como este grupo de Achiras rojas (Canna indica), creciendo en un entorno muy verde, mostrando como el verde y rojo complementarios en el círculo cromático, forman excelentes combinaciones.   


Gracias a unas semillas regaladas por mi amiga Angela Copello, descubrí las zanahorias ornamentales ( Daucus carota 'Purple Kisses'), ideales para el florero y también para las praderas o canteros. 

Daucus carota 'Purple Kisses'.

Las amapolas hacen lo que quieren un mi jardín, cuando empiezan a germinar, nunca sé de qué color o forma saldrán, ya que tengo muchas especies diferentes. Y de repente, me encuentro con lindas sorpresas. 

Las centaureas (flores anuales de primavera) hoy están casi limitadas a la pradera, allá pueden crecer por donde quieran. Llegaron por plantines regalados por Federico Sanchez, y otros que sembré yo. 



Y así terminó el año, y ya arranca el nuevo, con más proyectos, semillas y plantas que probar, espacios para diseñar, clases para dar, plantas para compartir..... 
Y también una importante sorpresa, que pronto les voy a compartir. 

FELIZ AÑO NUEVO

9 comentarios:

  1. Que lindo todo Clara!! y seguiremos aprendiendo de esta maestra maravillosa y divertida, y encima hay sorpresas Que bueno!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Magda!! Espero que les guste la sorpresa!!! beso!

      Eliminar
  2. Que lindo resumen! Espero ansiosa la sorpresa y brindo por mas cursos increibles como la de rosas.
    Gracias Clara

    ResponderEliminar
  3. feliz Año Clara. Te sigo siempre en las redes. Aprendo mucho de todo lo que mostras. Gracias por compartir! Que tengas un año de muchos brotes verdes!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Se ve todo precioso. Besitos y que tengas un bonito año.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Ángela por compartir nuevamente en tu blog, siempre recurro a él para tomar ideas y aprender un poco más de esta hermosa pasión. No te olvides de nosotros, los del interior, que es la única forma que tenemos de compartir con vos. Feliz año!!! Daniela

    ResponderEliminar
  6. Me encanta todo Clara! Te sigo siempre! Gracias x todo lo que compartis! Aguanten las sorpresas!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola felicitaciones unas platas muy lindas, me gusta mucho la jardinería este año voy a empezar a estudiar un curso Ciclo formativo de grado medio Jardinería, pero me gustaría conocer las opiniones de gente que la haya estudiado.

    ResponderEliminar