sábado, 20 de diciembre de 2014

puerros en flor

Puede pasar que no llegamos a cosechar los puerros y de repente...empiezan a florecer! En ese caso el puerro propiamente dicho seguramente ya no sea tan bueno para comer, ya que en el centro se habrá formado una caña gruesa y un poco dura. Pero, como dice el dicho, no hay mal que por bien no venga. Entonces lejos de lamentarnos lo que podemos hacer es dejarlo florecer y disfrutar de sus bellos pompones floridos que dan una nota especial a la huerta. Además es probable que después de la floración comiencen a formarse alrededor del tallo madre nuevos hijuelos.






























Las abejas felices hacen su tarea de polinizar para así ayudar al proceso de formación de semillas.
A medida que las flores van madurando (o envejeciendo) las semillas se van formando en su interior. 
Las semillas necesitan terminar de secarse en un ambiente seco y fresco, en un sobre con el nombre de las semillas y la fecha.
 En ese momento podemos cortar la vara entera y guardarla en un sobre de papel para que se termine de secar. Una sola vara de flor (el pompón entero) contiene una cantidad enorme de semillas suficiente para la próxima siembra y para compartir de amigos también. 

1 comentario:

  1. Hl Clara!, son preciosas las flores de los puerros, me enamoré cuando las vi en el jardín de mi mamá, y ahora, las tengo en el mio!. También guardo las semillas y son muy fáciles de germinar, alcanza para añadir en los canteros de flores y también para consumir los puerros.
    Besos!

    ResponderEliminar