domingo, 31 de julio de 2016

Una lección del primer mundo.


El estadio olímpico de Londres al fondo, adelante, una pradera de flores. 



























A esta altura creo que no vale la pena aclarar la admiración que tengo por los jardineros europeos e ingleses en particular. Y, aunque suene frívolo, en la jardinería también existen las modas, y actualmente (y cada vez más), la moda está muy buena.  Resulta que el movimiento de praderas, especialmente en el espacio público (necesitan una gran superficie para desarrollarse idealmente), está siendo cada vez más furor.
Un excelente ejemplo de esto es el parque olímpico (Queen Elizabeth Olympic Park) que se construyó para las olimpíadas de Londres  en el año 2012. Este parque lo visité el año pasado y de nuevo este año y realmente no deja de asombrarme lo que se logró allí.
Me gusta proponer un ejercicio mental, y éste consiste en imaginarse esta superficie que se ve en la foto con césped cortado. ¿Qué mantenimiento hubiese demandado? ¿Un corte de césped semanal tal vez?  ¿Fertilizaciones regulares para mantener su color verde?
¿Cuáles hubiesen sido las ventajas de esas superficies sobre las que se ven en la foto llenas de flores?
¿La posibilidad de pisarlo?
¿Es necesario contar con superficies tan grandes para pisar?
Ahora veamos dos importantes ventajas:
1. Esta pradera se corta a lo sumo dos veces al año (o sea muy bajo mantenimiento).
2. Atrae vida silvestre a la ciudad o donde se implementen: pajaritos, mariposas, abejas, etc.

De nuevo propongo el ejercicio de imaginar el corte de esas zonas "verdes" en pendiente. ¿Cuánto esfuerzo y contaminación se ahorra de esta manera, no? 

Dentro del parque hay por supuesto áreas de césped cortado donde la gente puede sentarse. Y la pregunta nuevamente sería: es necesario que sean tan grandes esas superficies de césped cortado? Tal vez no, y estas praderas aportan algo más que bajo mantenimiento a la ciudad. 

Los autores de este nuevo planteo en este caso, fueron Nigel Dunnet, James Hichtmough y Sarah Price, quienes luego de años de estudios en la Universidad de Sheffield, experimentando combinaciones de comunidades de plantas, hicieron estas mezclas de semillas de diferentes especies aptas para el clima y suelo de Londres y, con buena convivencia y posibilidad de resembrarse espontáneamente.
Flores, gramíneas y algunas malezas conviven generando este paisaje que parece extraído de una banquina o una pradera en el campo.
Frente a la pregunta: ¿y cómo se verá esto en invierno? La respuesta podría ser que seguramente podado (cortado) y sin flores , pero considerando que en el invierno la gente está menos tiempo afuera, tal vez valga la pena el sacrificio. 
Así como ocurre en el High Line (Nueva York) y en las plazas nuevas de todo el mundo, los bancos y muebles se adaptan al diseño moderno y aportan su nota.
El área de juego para los chicos.....y grandes! 
Una vuelta de rosca a la clásica plaza de juegos, con una alfombra de caucho como solado. 

En el área de juegos de chicos, los canteros han sido plantados. Su composición es básicamente gramíneas y herbáceas perennes.
Escaleras de madera(deck) que a la vez cumplen la función de asientos. 

La combinación de flores sembradas va variando por sector. 


En estas praderas compuestas por gramíneas, anuales y herbáceas perennes, la altura baja de las plantas es una constante que permite tener una vista abierta. 

Pero las praderas no sólo ocurren en los espacios nuevos, también en los jardines de Kensington pueden verse áreas de canteros mixtos (en frente al palacio), y en el primer plano un área destinada a pradera natural. Tal vez sea el momento de re pensar el espacio público, no?

12 comentarios:

  1. Hablando de jardines "a la inglesa", seguramente habrás visto al muy interesante thalictrum delavayi. Se podrá cultivar en nuestra área pampeana?? La has visto en Argentina? Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier, he visto el Thalictrum en Inglaterra, sí, es muy lindo! Creo que es de regiones más frías. Igualmente siempre se puede intentar....! Por ahora no lo he visto por acá. Saludos!

      Eliminar
  2. el aspecto natural que ofrecen es realmente bonito cuando estan verdes y floridas, a mi por contra contemplar su estructura una vez seca como se mantiene en algunos jardines no me atrae tanto, sobretodo en climas mas duros como el interior y sur de españa donde hay quien habla de ejercicios de xerojardineria... de todos modos es una tendencia que viene a más y creo que puede dar mucho juego y que aun tiene mucho que desarrollar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con Mario en que estos jardines son muy bonitos a principios de verano, cuando están en flor y las gramíneas están verdes. A finales de verano ya no es lo mismo y la pradera seca a menudo tiene un aspecto desolado y poco agradable, pero supongo que como bien dices cumple otras funciones además de las puramente estéticas.
      Saludos
      labarrosagarden.blogspot.com.es

      Eliminar
  3. Una belleza Clara!!! Conocés algunos ejemplos de esto en Argentina? Se podrán visitar???

    ResponderEliminar
  4. Una belleza Clara!!! Conocés algunos ejemplos de esto en Argentina? Se podrán visitar???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gaby, todavía no he visto lugares públicos en donde se hayan sembrado praderas ornamentales a gran escala. Pero espero que pronto lleguen! Como pradera natural , la reserva de la costanera sur es muy linda! Saludos!

      Eliminar
  5. No conviene introducir especies alóctonas porque los resultados pueden ser muy perjudiciales. Ejemplos clásicos: la rosa mosqueta en los lagos del sur y los eucaliptus tan comunes en las pampas...Son especies de poco valor florístico y han ocupado nichos correspondientes a especies autóctonas de enorme belleza. Hay que respetar el ecosistema no imitar tal cual. Los ingleses grandes naturalistas por centurias, saben muy bien cómo respetar el ecosistema y es lo que hacen. Vean http://www.kew.org/
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu varios aporte Beatriz! Saludos!

      Eliminar
  6. Aca por la zona del litoral en este momento tenemos las rutas inundadas de matas de la florcita amarilla de Brassica Napus y las blancas de Ammi Majus. Mas tarde aparecerá el Echium y la Raphanus. Todas esas especies, junto al Solidago, la Senecio brasilensis y otras , podrian ser cultivadas en praderas naturales en las ciudades, son realmente muy vistosas y yo no me canso de ponerlas en floreros por toda la casa.
    Saludos desde Santa Fe.

    ResponderEliminar
  7. Hola Clara, que espectacular e inspiradoras las fotos que compartis. Me podrias decir el nombre de la graminea que resalta en el cantero de la 3er foto empezando de abajo para arriba?
    Amo tus obras
    Gracias
    Barbara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bárbara, muchas gracias! La gramínea que me preguntas creo que es un Hordeum jubatum. Saludos!

      Eliminar