martes, 10 de octubre de 2017

Bienvenida primavera 2017!


Una escabiosa perenne nueva en el jardín comparte el protagonismo con las nobles espuelas de caballero.




























Finalmente luego de un invierno corto y poco frío, llegó la primavera. En Buenos Aires tuvimos pocas heladas, un final de invierno muy lluvioso y ahora pareciera que la cosa va arrancando. Como siempre la alegría está dada por las flores, que asoman dentro del verde brillante y tupido después de tantas lluvias. Por ahora todo es felicidad y expectativa....la fiesta recién comienza.




























El jardín se ve más bien verde, todavía los buxus  no fueron podados, así que algunos se ven un poco desplumados, pero está todo más que bien, la semana que viene les toca.























El jardín hippie, relajado, con algunas amapolas y espuelas, y una alfombra de verbenitas tapizando el suelo.




























En la huerta nueva ya están germinando los zucchinis y melones, también algunas chauchas y pepinos. Todo avanza a paso firme.








Los alcauciles, los sembré un poco tarde, con lo cual tal vez este año no lleguen a florecer. Las arvejas están como locas, ya empezando a engordar sus vainas y más atrás se ven los tutores para las chauchas y pepinos hechos con las varas de mora.





Hay también otras novedades, como las frutillas recién plantadas (tarde pero seguro) y unas frambuesas y zarzamoras sin espinas, todas venidas desde el Bolson del Vivero Humus, especiales! Estoy ansiosa por verlas florecer y fructificar, pero por ahora vamos paso a paso, cubiertas con esta media sombra para que se adapten mejor.



























En la huerta adentro, las mostazas se están descontrolado, así que para evitar que florezcan y sigan dando hojas para la ensalada, decidí podarlas bien abajo.
























































Podando permanentemente las hojas lo que se busca es que la planta use su energía en reponer follaje (o sea las hojas para la ensalada). Si, por el contrario se deja florecer, lo que va a pasar es que la planta usará su energía en las flores y no en las hojas, con lo cual dejará de producir buenas hojas, éstas se achicarán y se pondrán en algunos casos muy duras.

Después de podadas, el panorama no es el mejor, pero lo bueno es que pronto vendrán las hojas nuevas y tiernas. Esta poda es la misma que se hace en las acelgas, en la rúcula y en las lechugas de corte. 


En la punta de un cajón, dejé florecer algunas rúculas para obtener semillas frescas, los plantines de tomate van pidiendo permiso......
Otras lechugas listas para la cosecha y la acelga de colores atrás, que gracias a las podas ya nos dio un par de cosechas...y vamos por más! 
En el nuevo jardín de flores, un tutor de moras en forma de cuadrícula, espera a las dalias que ya vienen brotando debajo. Hay molucellas, y algunas variedades nuevas de flores.....
...además de las arvejillas creciendo sobre las pirámides de mora también. Este fin de semana les pusimos unos piolines para ayudarlas a agarrarse en sus primeros pasos sobre el tutor. 
Con esta imagen de orlayas, borraja y espuelas de caballero de fondo, me despido hasta el próximo post. Espero que sea pronto...buena primavera! 

6 comentarios:

  1. Gracias Clara!!!Me llamo la atencion la cuadricula para las dalias, esta muy bueno.
    Cariños Blanca

    ResponderEliminar
  2. bienvenida sea!!!!!!!!!!!!!!!!!!! buen trabajo el que desarrollais.

    saludos desde españa

    ResponderEliminar
  3. Que lindo. Que varas de mora usas de tutor? Josefina

    ResponderEliminar
  4. Hermosísimo Clara!!!!

    ResponderEliminar
  5. Impecable y divino, como siempre. Un beso enorme

    ResponderEliminar
  6. Hola Clara! Dónde es posible conseguir bulbos de dalias pompón o variedades grandes? Gracias! :)

    ResponderEliminar